Corresponde a la actividad sistemática y continua de verificación y análisis crítico de los procesos, proyectos, planes, métodos y recursos del grupo, para retroalimentarlos, fortalecerlos o redireccionarlos.

Reconocimiento de diversos significados en escenarios de encuentros dialogantes, a partir de saberes cotidianos y científicos complementarios o contradictorios, con el propósito de potenciar el carácter intersubjetivo del conocimiento en el proceso de construcción de perspectivas integrales de la realidad.

Construcción conjunta de procesos, proyectos y planes, con las premisas fundamentales de participación activa, responsable y de calidad de todos los miembros del grupo, con base en los principios de justicia, equidad, respeto, interdependencia positiva, empatía e iniciativa, que permiten la autorregulación del aprendizaje, el desarrollo de potencialidades y el alcance de objetivos comunes de forma efectiva.

Es cumplir en forma responsable, rigurosa, eficiente y eficaz con las exigencias propias y del entorno en función de los propósitos del grupo. Para esto es necesario crear condiciones, reconocer y promover la dinámica del mejoramiento de la calidad y precisar metas de desarrollo (CNA), en procuras de lograr ascenso hacia su ideal, por consiguiente, implica la promoción de la cultura de la calidad y, por ende, la generación de sistemas de evaluación permanente y de mejoramiento continuo.

La responsabilidad social se asume como el compromiso de los integrantes del grupo de investigación con los grupos de interés: organizaciones, instituciones educativas, comunidades en la realización de un trabajo ético, coherente y con sentido humano que genere un impacto en la sociedad.